PNUMA divulga primer estudio ambiental en la historia de Corea del Norte

Share

27 de agosto, 2004 — Las áreas boscosas de la República Popular Democrática de Corea han disminuido, los ríos y el aire de las ciudades están más contaminados, y los campos de cultivo se han reducido a causa de la degradación de los suelos y de los desastres naturales, señaló un informe publicado hoy por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

En el primer estudio ecológico en la historia del país, el PNUMA sostiene que estos problemas exacerban la situación de por sí difícil que vive Corea del Norte, donde se calcula que cuatro de cada diez niños sufren desnutrición crónica y los expertos prevén que la crisis alimentaria persista dada la limitada capacidad de incrementar la producción agrícola.

Ante este panorama, el organismo de la ONU hace un llamamiento a la creación de leyes ambientales más estrictas y recomienda a las autoridades nacionales administrar mejor sus recursos, hacer inversiones selectivas y depurar las estadísticas para apoyar el diseño de políticas ecológicas.

El PNUMA indicó que en la década pasada los bosques norcoreanos fueron minados por varias razones: tala desmedida para obtener madera, incendios forestales, sequías y plagas de insectos.

Con respecto a la contaminación de los ríos y otros recursos acuíferos, el Programa destacó la provocada por los desechos de las fábricas, que alcanzan 30.000 metros cúbicos cada día.

Por otra parte, el uso del carbón como uno de los principales generadores de energía ha dado lugar a graves problemas de polución del aire.

Noticias relacionadas