La ONU lamenta la ejecución de un mexicano en Texas

Share

11 de abril, 2014 — La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos lamentó profundamente la ejecución esta semana de un ciudadano mexicano en el estado de Texas y consideró que Estados Unidos una vez más no respetó el Derecho internacional.

Ramiro Hernández Llanas fue ejecutado el pasado miércoles y con él son ya 16 las personas a las que se ha aplicado ese castigo en este país en lo que va de año y la sexta sometida a la pena capital en Texas.

El portavoz de la Alta Comisionada, Rupert Colville, reiteró en Ginebra que la ONU se opone a la pena de muerte en todas las circunstancias.

“Además, este caso sitúa una vez más a Estados Unidos en violación del Derecho internacional, pues a Hernández no se le concedió asistencia consular en violación del articulo 36 de la Convención de Viena”, señaló Colville.

El portavoz recordó que Corte Internacional de Justicia ya estableció hace diez años que Estados Unidos debía revisar y reconsiderar los casos de 51 mexicanos condenados a muerte, incluido el de Ramiro Hernández, al no haber recibido ayuda consular, que es un derecho contemplado en el Derecho Internacional y que afecta a la justicia del proceso si no se respeta.

Colville reiteró la decepción de la Alta Comisionada de la ONU por el hecho de que ni la Junta de Perdón y Libertad Provisional de Texas ni el gobernador de ese estado tomaran medidas para prevenir esa violación de las obligaciones de Estados Unidos de acuerdo al Derecho Internacional.

Noticias relacionadas