El uso de armas químicas en Ghouta fue una provocación a gran escala, afirma Rusia

Vitaly Churkin

Share

16 de diciembre, 2013 — El representante permanente de Rusia ante la ONU, Vitaly Churkin, afirmó hoy que el uso de armas químicas el 21 de agosto en la localidad siria de Ghouta fue una provocación a gran escala que perseguía la intervención internacional en el país.

En declaraciones a la prensa tras una reunión del Consejo de Seguridad donde se discutió el informe final sobre la investigación de las denuncias del uso de armas químicas en Siria, Churkin afirmó que esa es la conclusión a la que se llega tras evaluar las incongruencias que rodearon al caso.

Entre ellas mencionó el video que mostraba cadáveres de niños sin que se viera a sus padres, la ausencia de personal femenino –muy numeroso en los hospitales sirios– entre los que atendían a las víctimas, y personal médico desprovisto de máscaras protectoras.

“Todo estos elementos evocan lo que ya se ha visto en la historia. La Segunda Guerra Mundial comenzó con una provocación. Una provocación detonó la guerra de Estados Unidos contra Vietnam. El bombardeo de la OTAN sobre Serbia comenzó con una provocación. Las filtraciones sofisticadas de información y la manipulación de la opinión pública antecedieron la invasión en Iraq”, señaló.

Subrayó que en esta ocasión se logró evitar una escalada internacional del conflicto sirio.

Por su parte, el embajador siro ante la ONU, Bashar Jaafari, sostuvo que con la presentación del informe de la misión liderada por Åke Sellström se cerraba un capítulo y recordó que se ha comenzado la tercera fase de la destrucción del arsenal químico de su país.

Noticias relacionadas