Siria denuncia apoyo del exterior al terrorismo y asevera que no hay una guerra civil

Walid Al Moualem (Foto de archivo: Paulo Figueiras)

Share

30 de septiembre, 2013 — No hay guerra civil en Siria, lo que hay es una guerra contra el terror que no reconoce valores, justicia, igualdad, derechos ni leyes, y que es apoyada desde el exterior, aseveró hoy el viceprimer ministro de ese país, Walid Al Moualem.

En su intervención en el debate de alto nivel de la Asamblea General de la ONU, Al Moualem señaló que en vez de ayudar a resolver los conflictos regionales por medios pacíficos, algunos países optan hipócritamente por políticas agresivas contra ciertos Estados bajo el pretexto de las intervenciones humanitarias y la responsabilidad de proteger.

“Y cuando esas política agresivas no les funcionan con algunos países, como en el caso de Siria, esos conocidos Estados revelan su verdadera cara y amenazan con agresiones militares flagrantes fuera del Consejo de Seguridad, y muy lejos del consenso internacional”, apuntó.

El vicepremier afirmó que lo que pasa en su país es claro para todos aunque algunos países no quieran reconocer que Al-Qaeda y otras organizaciones terroristas operan en Siria, causando un gran sufrimiento a los civiles inocentes y torturando de la forma más cruel a lo que defiende un Estado unido y laico.

En este contexto, sostuvo que hace falta que la comunidad internacional actúe de acuerdo con las resoluciones del Consejo de Seguridad contra el terrorismo, y que tome medidas inmediatas para obligar a cumplir con ellas a los “bien conocidos países” que financian, arman, entrenan, acogen y permiten el libre tránsito a los terroristas provenientes de diferentes partes del mundo.

Al Moualem agregó que su país desea una solución política a la crisis y señaló que unas elecciones libres y justas son la única vía para que los sirios decidan su futuro, pero advirtió que éstas no serán posibles mientras continúe el apoyo del exterior a los grupos terroristas.

Además advirtió del peligro de que continúe el respaldo al terrorismo.

“La guerra contra el terror no es exclusiva de Siria. Un día esos terroristas regresarán a sus países y ningún país en el mundo será inmune, el terrorismo no reconoce fronteras ni geografía”, alertó.

Finalmente, recordó que su país fue el que solicitó la investigación sobre el uso de armas químicas y subrayó que también pidió que los inspectores establecieran quiénes eran los responsables de haberlas utilizado, una petición que no aceptaron Estados Unidos, Francia y el Reino Unido.

Noticias relacionadas