Alta Comisionada pide protección a individuos que revelen violaciones de derechos humanos

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay Foto: UN Photo/Jean-Marc Ferré

Share

12 de julio, 2013 — La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos sostuvo hoy que los informantes como Edward Snowden deben ser protegidos de represalias legales y acciones disciplinarias por hacer pública información no autorizada.

En un comunicado, Navi Pillay recordó que la información fiable sobre violaciones graves de derechos humanos realizadas por una agencia de inteligencia habitualmente proviene de algún elemento interno, y opinó que, en estos casos, el interés público por la divulgación de esas violaciones es muy grande.

Añadió que la gente necesita estar segura de que sus comunicaciones privadas no están siendo indebidamente escudriñadas por el Estado y que el derecho a la intimidad, al acceso a la información y a la libertad de expresión están estrechamente vinculados.

Asimismo, señaló que el público tiene el derecho democrático de participar en los asuntos públicos y éste no puede ser ejercido con eficacia confiando exclusivamente en información autorizada.

“El caso de Snowden demuestra la necesidad de proteger a las personas que divulgan información sobre asuntos que tienen implicaciones para los derechos humanos, así como la importancia de asegurar el respeto al derecho a la intimidad", dijo Pillay.

Sin prejuzgar la validez de cualquier petición de asilo de Snowden, Pillay llamó a todos los Estados a respetar el derecho internacionalmente garantizado de solicitarlo, de conformidad con el artículo 14 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y en el artículo 1 de la Convención de la ONU sobre el Estatuto de los Refugiados.

Noticias relacionadas