Papa Francisco considera “un escándalo” que haya hambre en un mundo de abundancia

Share

20 de junio, 2013 — El Papa Francisco afirmó hoy que es “un escándalo” que exista hambre en un mundo como el actual, en el que, por otro lado, hay abundancia, y llamó a los países a “ir más allá de la indiferencia” en políticas que excluyen a los más vulnerables y agravan el hambre y la pobreza.

El Pontífice recibió en el Vaticano a una delegación de los participantes en la 38ª Conferencia de la FAO y los alentó a seguir adelante en su batalla contra esos flagelos.

“Es un hecho bien sabido que los actuales niveles de producción de alimentos son suficientes, pero todavía hay millones de personas que siguen sufriendo y mueren de inanición. Es un verdadero escándalo”, apuntó.

El Papa consideró que la crisis económica mundial no puede seguir siendo una excusa para permitir el hambre.

Añadió que la crisis no habrá terminado del todo hasta que la situación y las condiciones de vida se analicen en términos de la persona y la dignidad humana.

El Papa advirtió que la gente y su dignidad corren el riesgo de convertirse “en una mera abstracción frente a cuestiones como el uso de la fuerza, la guerra, la malnutrición, la marginación, la violación de las libertades básicas y la especulación financiera, que afecta actualmente al precio de los alimentos.

En este renglón, advirtió que la comida es tratada como una mercancía cualquiera, olvidando su función primordial.

“Es necesario oponerse a los intereses económicos miopes y a la mentalidad del poder de un grupo relativamente pequeño que excluye a la mayoría de los pueblos del mundo, generando pobreza y marginación y creando una ruptura en la sociedad”, puntualizó Francisco.

Noticias relacionadas