Darfur: OCHA pide a la comunidad internacional no olvidar crisis humanitaria

Valerie Amos en Darfur

Share

23 de mayo, 2013 — La responsable de la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), Valerie Amos, pidió hoy a la comunidad internacional que no olvide la grave crisis humanitaria que ocurre en la región sudanesa de Darfur, donde más de un millón de personas siguen viviendo en campamentos de refugiados.

Al concluir una visita de tres días a Sudán, Amos reclamó más fondos para atender la falta de servicios básicos adecuados y las necesidades de los niños en edad escolar.

“Hay cientos de miles de niños en Darfur que nacieron en campamentos y no han conocido otra vida. No podemos olvidar a esos niños. Son el futuro de Darfur y de Sudán”, manifestó la coordinadora de Ayuda Humanitaria.

Amos explicó que su visita tuvo por objetivos observar de cerca las operaciones de asistencia en marcha en Sudán y fortalecer la confianza entre el Gobierno sudanés y la ONU, cuyas relaciones han pasado en ocasiones por momentos difíciles a causa de asuntos humanitarios.

Aseguró que los retos a afrontar en Darfur siguen siendo enormes y precisó, por ejemplo, que unas 300.000 personas en esa región han tenido que abandonar sus hogares, desde enero pasado, a causa de la violencia, lo que supera el total de desplazados en los dos últimos años.

Amos subrayó además su preocupación por la violencia en los estados de Kordofan del Sur y Nilo Azul, aunque constató que las agencias humanitarias tienen más posibilidades de asistir a la población en zonas controladas por el gobierno sudanés.

Amos condenó enérgicamente los ataques a civiles y a la infraestructura en Kordofan por parte del Frente Revolucionario de Sudán y agregó que, “una vez más, son los civiles quienes están pagando el mayor precio en esta guerra”.

“La gente de Sudán ha sufrido suficiente. Llamo a todas las partes a detener los enfrentamientos y a resolver sus disputas por medios pacíficos”, subrayó, y agregó que, además, deben proteger a los civiles y cumplir con las normas humanitarias internacionales.

Noticias relacionadas