Las sociedades árabes deben ser productivas e incluyentes, PNUD y OIT

Mercado en un distrito de El Cairo Foto. OIT/M. Crozet

Share

05 de febrero, 2013 — La Primavera Árabe evidenció políticas de desarrollo corruptas, déficits de justicia social y más de dos décadas de liberalización económica mal gestionada, señala un informe elaborado conjuntamente por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y el Programa de la ONU para el Desarrollo (PNUD).

En la próxima década, el crecimiento económico dependerá de una buena gestión, agrega el documento.

Las políticas económicas de las dos últimas décadas destacaron por la falta de transparencia del gobierno y la baja participación ciudadana, apunta el estudio.

Por otro lado, se crearon puestos de trabajo, pero en los sectores de menor productividad. Los gobiernos no prestaron atención a las consecuencias sociales de esas medidas.

Finalmente, el informe dice que el sector privado destacó por su baja competitividad debido a una regulación escasa, al nepotismo generalizado y a la corrupción.

Noticias relacionadas