Alta Comisionada deplora destitución de jefa del Tribunal Supremo de Sri Lanka

Share

18 de enero, 2013 — La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay, deploró hoy la destitución de la jefa del Tribunal Supremo de Sri Lanka, señalando que resultó de un proceso defectuoso y considerado inconstitucional por las instancias más altas de ese país.

El Parlamento de Sri Lanka aprobó el pasado 11 de enero una moción de destitución de la jueza Shirani Bandaranayake, quien se habría mostrado crítica con varias acciones del gobierno ceilandés.

Pillay subrayó que esa destitución es una grave interferencia a la independencia de los jueces y un revés para el Estado de derecho de esa nación asiática.
Sri Lanka tiene una larga historia de abusos por parte del Poder Ejecutivo y este último caso debería hacer sonar la alarma para todos los ceilandeses, sostuvo la Alta Comisionada.

También expresó su preocupación por las divisiones que se han producido en el país tras la destitución de Bandaranayake y agregó que ha recibido informes alarmantes sobre amenazas de muerte, actos de intimidación e incluso un par de intentos de asesinatos contra abogados que han apoyado a la jurista, así como las leyes de la Corte Suprema y del Tribunal de Apelación.

Noticias relacionadas