PNUMA pide a Río+20 metas cuantificables

Share

06 de junio, 2012 — El mundo continúa transitando a toda velocidad un camino de destrucción del medio ambiente a pesar de más de 500 metas y objetivos acordados globalmente para mejorar el manejo sostenible de los recursos naturales.

Así lo subraya la quinta edición de las Perspectivas del Medio Ambiente Mundial (GEO-5), publicado este miércoles por el Programa de la ONU para el Medio Ambiente (PNUMA).

El informe presentado en vísperas de la Cumbre de Río+20, subraya que sólo se han hecho progresos en metas como la eliminación de sustancias que destruyen la capa de ozono, la supresión del plomo en los combustibles, la mejora de fuentes de agua, y el fomento de la investigación para reducir la contaminación en los ecosistemas marinos.

Por otra parte, se han cumplido parcialmente objetivos para ampliar las áreas de protección de bosques y los esfuerzos para reducir la deforestación.

Sin embargo, poco o nada se ha conseguido en los que apuntan a combatir el cambio climático, la conservación de poblaciones de peces, y la desertificación y la sequía.

Matthew Billot es jefe del informe presentado en la sede de la ONU en Nueva York.

“Uno de los mayores impulsores de los cambios en el medio ambiente son el aumento de la población, que alcanzará 9.000 millones en 2050. Otros se relacionan con la economía, el consumo y la producción insostenibles y los efectos adversos de la globalización la urbanización y la tecnología”, dijo el experto.

Noticias relacionadas