Afirman que disminución de la mortalidad neonatal es insuficiente

Share

31 de agosto, 2011 — La mortalidad de los recién nacidos ha descendido a escala mundial pero el avance es demasiado lento, y África en particular está quedando rezagada.

Estas son las conclusiones de un estudio publicado en Ginebra, que abarca 20 años de pesquisas en la totalidad de los 193 Estados miembros de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El trabajo, realizado por la OMS y Save the Children, señala que las muertes de neonatos descendieron de 4,6 millones en 1990 a 3,3 millones en 2009, y el ritmo de descenso ha sido algo más rápido a partir del año 2000.

Según las nuevas cifras, las defunciones que se registran durante las cuatro primeras semanas de vida, considerado el período neonatal, corresponde en la actualidad al 41% del total de defunciones de menores de cinco años.

El documento señala que los partos prematuros, la asfixia y las infecciones graves tales como sepsis y neumonía son las principales causas de esos fallecimientos que ocurren casi en un 99% en los países en desarrollo.

Los autores afirman que a cuatro años para alcanzar los objetivos de Desarrollo del Milenio, es esencial que se preste más atención a los recién nacidos y que se le dediquen más medidas.

Noticias relacionadas