Siria: ONU condena uso de la fuerza contra civiles

Share

03 de agosto, 2011 — El Consejo de Seguridad y el Secratario General de la ONU condenaron hoy la violación de derechos humanos y el uso de la fuerza por parte de las autoridades de Siria contra los civiles.

En una declaración presidencial, el Consejo lamentó profundamente la muerte de cientos de personas durante las jornadas de protesta que han tenido lugar en Siria en las últimas semanas.

“El Consejo de Seguridad llama a poner fin inmediatamente a la violencia y urge a todas las partes a actuar con mesura y a abstenerse de represalias, incluidos los ataques contra las instituciones del Estado”, dijo el embajador de la India, presidente en turno del órgano de seguridad.

El Consejo también instó al gobierno sirio a respetar los derechos humanos y cumplir con las leyes internacionales, además de exhortarlo a enjuiciar a los responsables de este tipo de atropellos.

En su calidad de presidente, Hardeep Singh Puri lamentó que las autoridades de ese país no hayan implementado las reformas a las que se habían comprometido.

Además, el texto subrayó que la única solución a la actual crisis siria es un proceso político incluyente que aborde las aspiraciones e inquietudes de la población y que garantice a sus ciudadanos el ejercicio pleno de sus libertades fundamentales, entre ellos la de expresión y de asamblea.

Finalmente, el Consejo pidió al gobierno de Siria que permita el acceso a agencias y trabajadores humanitarios para aliviar la situación de emergencia que vive gran parte de la población.

Por su parte, Ban Ki-moon consideró que el Consejo envió un mensaje muy claro al gobierno sirio e insistió en la importancia de que éste sea escuchado.

“Una vez más, llamo al presidente Bashar al-Assad y a las autoridades sirias a cesar inmediatamente la violencia contra su pueblo, a respetar los derechos humanos y a implementar las reformas que han anunciado”, dijo Ban.

Agregó que la situación es insostenible y que el gobierno no puede continuar matando a su gente, sino que debe escucharla y atender sus demandas legítimas.

Noticias relacionadas