Somalia: ONU declara hambruna y solicita fondos para asistencia

Share

20 de julio, 2011 — La ONU declaró hoy dos regiones del sur de Somalia, Bakool y Baja Shabelle, en estado de hambruna y solicitó a la comunidad de donantes internacionales fondos por 300 millones de dólares para proveer asistencia humanitaria a los millones de personas afectadas.

El coordinador humanitario de Naciones Unidas para ese país, Mark Bowden, explicó que la peor sequía registrada en varias décadas, sumada al conflicto armado, ha dejado a 3,5 millones de somalíes –cerca de la mitad de la población del país – en situación desesperada y con necesidad de ayuda alimentaria.

Bowden advirtió que cada día de retraso en la asistencia se convierte en asunto de vida o muerte para los 2,8 millones de habitantes del sur de Somalia.

“Además, estamos preocupados porque otras áreas pueden caer en situación de hambruna durante el próximo mes. Creemos que es casi inevitable, pero a pesar de ello tenemos la oportunidad de salvar vidas y esa es una de las principales razones por las que se ha declarado el estado de hambruna, para incrementar el nivel de apoyo”, dijo.

El coordinador humanitario agregó que los recursos solicitados cubrirían los programas de ayuda alimentaria y terapia de emergencia lo que resta de este año y adelantó que para entonces se requerirá más dinero.

Según la ONU, una hambruna se declara técnicamente cuando la tasa de desnutrición aguda entre los niños excede el 30%, más de dos personas por cada 10.000 mueren diariamente y la gente no tiene acceso a alimentos y otros bienes básicos.

Bowden sostuvo que actualmente los índices de desnutrición en Somalia son los más altos del mundo, con más de 50% de la población en algunas zonas del país, además de que en Bakool y Baja Shabelle ocurren más de seis muertes al día por cada 10.000 habitantes.

En los últimos meses, decenas de miles de somalíes –la mayoría de ellos niños – han perecido como consecuencia de la desnutrición, apuntó Bowden.

Noticias relacionadas