PNUMA urge a frenar degradación ambiental en cuenca del Titicaca

Share

08 de julio, 2011 — El Programa de la ONU para el Medio Ambiente (PNUMA) urgió hoy a emprender una estrategia coordinada para frenar la degradación ambiental en la cuenca del lago Titicaca, localizado en la frontera entre Bolivia y Perú.

En un estudio elaborado con la participación de medio centenar de científicos y expertos de ambos países, el PNUMA señala que se está avanzado en la dirección correcta para la preservación de la zona, pero advierte que las medidas aún son insuficientes y los progresos muy lentos.

Agrega que la sostenibilidad de la cuenca requiere una participación activa y responsable de todos los actores implicados para mitigar el deterioro provocado tanto por procesos naturales como por la acción del hombre.

Entre los mayores desafíos, el estudio destaca el calentamiento global, la contaminación de las fuentes de agua, el crecimiento demográfico y la urbanización sin control.

Además, cita la modificación de los usos del suelo, la minería, la ganadería, la pesca y la acuicultura.

El PNUMA recordó que por su riqueza y variedad de flora y fauna, la cuenca del Titicaca constituye una reserva genética de importancia mundial, a la que contribuyeron los pueblos originarios de los Andes centrales con sus prácticas culturales milenarias.

Para la preservación de esa riqueza, el estudio recomienda acciones urgentes en distintos ámbitos: la regulación del turismo para aprovechar su potencial económico y limitar sus efectos negativos; el mayor control de la actividad minera; la conservación de la diversidad biológica y la gestión integral de los recursos hidrobiológicos; así como la aplicación de medidas para la adaptación al cambio climático, entre otras.

Noticias relacionadas