Pérdida de hábitat naturales amenaza a aves migratorias, afirma PNUMA

Share

12 de mayo, 2011 — La pérdida de los hábitat naturales es una amenaza creciente para las aves migratorias que cada año los utilizan en sus viajes de miles de kilómetros, advirtió el Programa de la ONU para el Medio Ambiente (PNUMA).

Cada año, unos 50.000 millones de aves –el 19% de las 10.000 especies de estos animales en el mundo –, vuelan grandes rutas como parte de su ciclo de vida y precisan de sitios para aterrizar a lo largo de sus recorridos.

Sin embargo, año tras año disminuyen, o desaparecen por completo, muchos de los hábitat naturales que las aves migratorias necesitan para completar sus viajes.

El PNUMA explicó que esta pérdida, fragmentación o degradación de los hábitat naturales se debe principalmente al crecimiento de la población humana, que ha generado una urbanización rápida sin planificación y un uso insostenible de los espacios naturales.

“El insostenible uso humano de la tierra, ya sea a través de la deforestación, la agricultura intensiva, la producción de biocombustibles, la recuperación de tierras, la urbanización o la minería, daña o destruye el hábitat de las aves migratorias, lo que afecta a sus poblaciones en una escala global”, indicó Bert Lenten, secretario ejecutivo adjunto de la Convención sobre las Especies Migratorias.

Para concienciar sobre este problema y llamar a la acción para resolverlo, el próximo 14 de mayo se celebrará el Día Mundial de las Aves Migratorias, respaldado por el PNUMA.

Noticias relacionadas