Afganistán: ONU repatría a empleados muertos en ataque a instalaciones de Mazar-i-Sharif

Share

04 de abril, 2011 — La ONU repatrió los cuerpos de los siete trabajadores internacionales muertos el viernes pasado en el ataque a su centro de operaciones en la ciudad de Mazar-i-Sharif, al norte de Afganistán.

La Misión de Asistencia de las Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA) informó a los familiares sobre el deceso y luego transportó los cuerpos a Kabul el fin de semana, para de ahí enviarlos a sus países.

Cuatro de los empleados eran guardias de seguridad nepalíes, mientras que los tres civiles eran nacionales de Noruega, Suecia y Rumania.

Esta semana, el personal de UNAMA celebrará una ceremonia de tributo a Joakim Dungel, Filaret Motco, Siri Skare, Min Bahadur Thapa, Chhabi Lal Purja Pun, Narayan Bahadur Thapa Magar y Dil Prasad Gurung, quienes murieron trabajando por la paz y la estabilidad en Afganistán.

El jefe de la Misión, Staffan de Mistura, afirmó que pese a las dificultades para operar en ese país, la ONU mantendrá su presencia y continuará su trabajo en beneficio del pueblo afgano.

Por otra parte, señaló que ha replegado temporalmente a Kabul a once empleados internacionales que trabajaban en Mazar-i-Sharif. Aclaró que no se trata de una evacuación sino de una reubicación para dar tiempo a reconstruir las instalaciones destruidas por el ataque.

De Mistura subrayó, por otro lado, que el gobierno de Afganistán debe ejercer un mayor liderazgo y asumir las responsabilidades que le corresponden en materia de seguridad.

Noticias relacionadas