Entra en vigor convenio de FAO y PNUMA sobre comercio de plaguicidas y productos químicos peligrosos

Share

24 de febrero, 2004 — Hoy entra en vigor el Convenio de Rotterdam sobre Procedimiento de Consentimiento Fundamentado Previo (CFP) aplicable a ciertos plaguicidas y productos químicos peligrosos que se comercias internacionalmente.

El acuerdo es patrocinado y promovido por dos agencias de la ONU: la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

Con el Convenio, los países en desarrollo tendrán una herramienta para evitar muchos de los errores que le costaron la vida a numerosas personas en las décadas pasadas, cuando se tenía menos conciencia de los peligros de los productos químicos tóxicos, señaló Klaus Töpfer, director ejecutivo del PNUMA.

“De ahora en adelante, todos los países podrán beneficiarse de las oportunidades que ofrecen los plaguicidas y los productos químicos asegurándose, al mismo tiempo, que su uso es compatible con la protección del medio ambiente", añadió.

Por su parte, Jacques Diouf, director general de la FAO, recordó que en muchos países en desarrollo no existen las condiciones para el uso seguro de plaguicidas altamente tóxicos, lo que ha causado continuos daños a la salud de los agricultores y del medio ambiente.

No obstante, el funcionario reconoció que para dar respuesta a la demanda creciente de producción de alimentos, seguirá siendo necesario el uso de los plaguicidas.

En este sentido, añadió Diouf, “el Convenio de Rotterdam es un instrumento fundamental para reducir los riesgos asociados al uso de plaguicidas”.

El tratado promueve la agricultura sostenible en un medio ambiente más seguro, contribuyendo de ese modo al aumento de la producción agrícola y la lucha contra el hambre, las enfermedades y la pobreza.

Además, permite a los países importadores decidir cuáles son los productos químicos potencialmente peligrosos que quieren recibir y excluir aquellos que no pueden gestionar con seguridad.

En el caso de comercio autorizado, las normas de etiquetado e información sobre los efectos potenciales en la salud y el medio ambiente fomentarán un empleo más seguro de los productos químicos.

El Convenio comprende en un principio 27 substancias químicas, pero hay otros quince plaguicidas señalados para ser incluidos en la lista durante la primera reunión que celebre la Conferencia de las Partes del Convenio a finales de 2004, en Ginebra.

En la actualidad hay más de 70.000 productos químicos disponibles en el mercado y cada año se introducen 1.500 nuevos.

Noticias relacionadas