Pakistán: ONU asiste a damnificados por inundaciones

Share

03 de agosto, 2010 — Las fuertes lluvias monzónicas han dejado en Pakistán más de 1.400 muertos, cerca de un millón de desplazados, y vasta destrucción de infraestructura, según las agencias de la ONU que asisten a los siniestrados.

Las aguas han comenzado a retroceder en varias áreas afectadas, revelando a su paso las huellas de la destrucción, subrayó la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA).

Según esa dependencia, siete distritos han sido los más afectados y necesitan asistencia humanitaria inmediata.

Los estimados preliminares del Programa Mundial de Alimentos (PMA) indican que al menos 980.000 personas han perdido sus hogares y están desplazadas.

Sin embargo, el PMA advirtió que esta cifra podría ascender a más de un millón en los próximos días, a medida que se hagan más evaluaciones de la situación.

Por su parte, el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) destacó que hasta el momento hay 1.400 muertos y que más de un millón de niños necesitan asistencia humanitaria.

El representante de UNICEF en Pakistán, Martin Mogwanja, sobrevoló las áreas afectadas, y dijo que vio casas “flotando en aguas lodosas, rutas principales bloqueadas, cubiertas de agua. Muchos cultivos han desaparecido. Hay árboles caídos por la fuerza de las aguas, edificios desmoronados. Mucha destrucción”, subrayó.

Agregó que en este momento es muy difícil hacer evaluaciones precisas de la magnitud del daño porque varias de las principales autopistas están bloqueadas y existen numerosos sitios a los que no se puede acceder por tierra, lo que, además, complica la asistencia humanitaria.

La población está desesperada, afirmó Mogwanja.

“Hay historias muy tristes de personas que trataron de salvarse trepando a los árboles, a los techos de edificios. Personas que han perdido a sus familiares y no tienen posibilidad de enterrarlos en medio de las inundaciones, por lo que tienen que llevar los cuerpos hasta la copas de los árboles y encimarlos allí hasta poder enterrarlos”, describió el funcionario.

Las agencias de Naciones Unidas están dando asistencia a las víctimas en el terreno, suministrando alimentos, tiendas de campaña, equipos de purificación de agua, medicinas, y tanques de agua potable.

Las inundaciones provocadas por las lluvias monzónicas en Pakistán son las peores de los últimos 80 años. La catástrofe alcanzó también varias zonas en Afganistán, donde ha causado cientos de muertos, desplazados y daños materiales.

Noticias relacionadas