Crece la amenaza de las langostas del desierto, advierte la FAO

Share

18 de diciembre, 2003 — La temporada de lluvias abundantes y las últimas precipitaciones han favorecido el incremento de la población de langostas del desierto que suponen una amenaza para los cultivos de invierno en África Nordoccidental y a lo largo del Mar Rojo, advirtió hoy la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

Los enjambres comenzaron a formarse en Mauritania y se están reproduciendo en numerosas zonas. Durante los diez primeros días del mes de diciembre, se vieron hasta una docena de nubes de langostas jóvenes al este de Nouakchott, mientras otros tres enjambres volaron sobre la misma capital entre el 4 y el 6 de diciembre, informó el grupo de la FAO especialista en langostas.
Las langostas han depuesto e incubado huevos también al este de Nouakchott y en el norte del país, cerca de la zona minera de Zouerate. Se están formando también bandadas de saltamontes en otras zonas del noroeste de Mauritania, según el nuevo informe de la FAO.
En el Sáhara Occidental, los grupos de langostas adultas van desde la frontera mauritana hasta Bir Anzarane. En esta zona, así como en el norte de Mauritania, las bajas temperaturas podrían retrasar el desarrollo de los insectos durante el invierno.
A pesar de que las langostas disminuyen en Mali y Níger, hay todavía grupos de saltamontes y langostas jóvenes en las zonas tradicionales de reproducción de Tamesna y Adrar des Iforas (Malí), y en el sudeste, en las Montañas Air (Níger).
Además, se están formando bandadas en Malí y cabe la posibilidad de que aparezcan más enjambres y vuelen rumbo al norte, amenazando a los países del noroeste africano.
Otra situación peligrosa es la de Sudán, donde un enjambre maduro llegó a la costa del Mar Rojo procedente de las zonas de reproducción cercanas al río Atbara, al interior del nordeste de Sudán.
Los grupos adultos y los enjambres podrían atravesar el Mar Rojo y llegar hasta Arabia Saudita, donde se han observado insectos deponiendo huevos en las llanuras costeras entre Jeddah y Yenbo.
Los expertos de la FAO temen la propagación de la plaga de langostas en Oriente Medio si se producen lluvias copiosas a lo largo del Mar Rojo durante el invierno.
La langosta del desierto es un saltamontes que modifica su conducta y aspecto en respuesta a las condiciones del ambiente y que causa daños devastadores a los cultivos.

Noticias relacionadas