Concluyen subastas de marfil supervisadas por CITES

Share

07 de noviembre, 2008 — Más de 15 millones de dólares fueron recaudados en subastas de colmillos de elefantes en cuatro países africanos. Los fondos serán utilizados para proteger a esos paquidermos.

La venta de 102 toneladas de marfil a comerciantes de China y Japón fue supervisada por el secretario general de la Convención que regula el comercio de fauna y flora silvestres en peligro de extinción (CITES, Willem Wijnstekers, quien aclaró que las transacciones en Botswana, Namibia, Sudáfrica y Zimbabwe no significan que el comercio de marfil se haya reiniciado.

El precio promedio fue de 157 dólares por kilo. Esto contrasta con los más de 750 dólares que pagan por la misma cantidad de marfil adquirida ilegalmente.

La CITES señaló que al contrario de lo que algunas personas arguyen, la venta controlada de colmillos de elefantes no alienta la caza ilegal.

Jonathan Barzado, representante de CITES, subrayó que las transacciones en Botswana, Namibia, Sudáfrica y Zimbabwe tampoco significan que el comercio de marfil se haya reiniciado.

“Japón y China fueron los únicos países a los que se autorizó comprar marfil después de que se estudiaron a fondo sus leyes. Además, tuvieron que adoptar controles para garantizar que el marfil que importarán como resultado de las ventas no será exportado y que el comercio doméstico será administrado de forma adecuada”, dijo Barzado.

Según los análisis del material confiscado bajaron los niveles del comercio ilegal dos años después de que se realizó la primera subasta aprobada por un Comité de ese organismo en 1999.

Los colmillos eran de elefantes que murieron durante los últimos 20 años de causas naturales, o de aquellos que fueron muertos antes de 1994 para controlar la población de esos animales.

Los fondos obtenidos beneficiarán también a las comunidades que viven en las zonas de Botswana, Namibia, Sudáfrica y Zimbabwe donde habitan los elefantes

Noticias relacionadas