FAO advierte desaparición alarmante de manglares y pide protegerlos

Share

31 de enero, 2008 — La pérdida de manglares es alarmante y causa grandes daños económicos y medioambientales en muchos países, advirtió hoy la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), que también hizo un llamamiento a proteger estos ecosistemas.

Según datos del organismo, de 1980 a la fecha, el planeta ha perdido 3,6 millones de hectáreas de manglares, lo que equivale a un 20% del área total.

En un informe sobre el tema, la FAO destacó, no obstante, que se ha registrado una disminución en el ritmo de pérdida de manglares en los últimos cinco años, lo que refleja una mayor concienciación ecológica.

“Los manglares son importantes zonas húmedas forestales y la mayoría de los países ha prohibido su conversión para la acuicultura y evalúa el impacto medioambiental antes de utilizar las áreas de manglares para otros fines”, señaló Wulf Killmann, director de la División de los Productos y Economía Forestales de la FAO.

Agregó que estas políticas han conducido a una mejor protección y gestión de los manglares en algunos países. “Pero en conjunto, la pérdida de estos bosques costeros continúa siendo alarmante”, subrayó.

La tasa de pérdida de manglares es significativamente más alta que la pérdida de cualquier otro tipo de bosques y si continúa, su deforestación podría generar graves pérdidas en la biodiversidad y en los medios de subsistencia, además de la intrusión salina en las áreas costeras y la acumulación de sedimentos en los arrecifes de coral, puertos y rutas de navegación.

Además el turismo también sufrirá las consecuencias, agregó la FAO.

“Los países deben comprometerse a una conservación más eficaz y la gestión sostenible de los manglares y otros ecosistemas húmedos”, recalcó Killmann.

Indonesia, México, Pakistán, Papua Nueva Guinea y Panamá fueron los países con mayores pérdidas de manglares durante los años 80.

En los 90, Pakistán y Panamá consiguieron reducir su tasa de pérdida de manglares. En cambio, Vietnam, Malasia y Madagascar sufrieron una mayor deforestación.

La FAO citó la alta presión demográfica, la conversión a gran escala de las zonas de manglares para la cría de peces y camarones, la agricultura, las infraestructuras y el turismo, además de la polución y los desastres naturales, como las principales causas de la destrucción de los manglares.

Noticias relacionadas