Secretario General pugna por una ONU más fuerte para un mundo mejor

Share

25 de septiembre, 2007 — El año de trabajo que comienza se anuncia como uno de los más intensos de la historia de Naciones Unidas, afirmó el Secretario General de la ONU, Ban Ki Moon, al inaugurar el 62º debate de la Asamblea General.

Ante la presencia de más de cien jefes de Estado y de gobierno que han acudido a la cita anual, Ban reiteró su intención de redoblar los esfuerzos por reformar el organismo mundial, para que esté a la altura de los requerimientos del mundo actual.

Al referirse a los temas que más acaparan la atención en la escena internacional, reiteró su llamamiento al gobierno de Myanmar a actuar con mesura frente a la movilización popular que se registra en el país.

Asimismo, dijo que trabajará ininterrumpidamente por la paz en Darfur, y señaló que espera que el gobierno de Sudán cumpla con su compromiso de participar en las conversaciones de paz e implementar un alto el fuego.

Añadió que la paz en el Oriente Medio es vital para la estabilidad en la región y en el mundo, y que se requiere poner fin a la violencia y la ocupación, y se debe crear un Estado palestino que esté en paz consigo mismo y con Israel.

Con relación a Iraq, y el regreso de las oficinas de la ONU a su territorio, el Secretario General apuntó que “la ONU tiene que desempeñar su papel en la promoción de negociaciones políticas, la reconciliación nacional y la entrega de ayuda humanitaria a su población”.

“Pero reconocemos que la seguridad es imprescindible para el trabajo de la ONU en ese país”, aclaró.

Otros temas abordados por el Secretario General fueron la situación en Afganistán, la lucha contra la proliferación de armamentos y la reunión celebrada la víspera sobre cambios climáticos.

“Hablé sobre el cambio climático como el tema que define nuestros tiempos. Ha llegado la hora de la acción. Hagámoslo con la certeza de que las soluciones al calentamiento global no pueden lograrse a expensas del desarrollo económico de los países”.

El debate que inicia hoy la Asamblea General tiene una agenda de 163 temas. Este ofrecerá un espacio a los jefes de Estados y de gobierno, y otros altos dignatarios para expresar sus preocupaciones, centradas en desarrollo económico, bienestar social y derechos humanos, entre otros.

El debate general se extenderá hasta la semana próxima.

Noticias relacionadas