FAO advierte riesgo de incendios en el Mediterráneo por altas temperaturas

Share

30 de julio, 2007 — Las temperaturas récord alcanzadas este verano y los vientos cálidos y secos han convertido algunas zonas del Mediterráneo en un polvorín, con incendios que destruyen la vegetación y son una amenaza para la población en regiones de Italia meridional, Grecia y otras zonas de esa región, advirtió hoy la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

Unos 50 000 incendios destruyen cada año hasta un millón de hectáreas de superficie forestal en la región del Mediterráneo, según datos del organismo de la ONU. Hasta un 95% de los casos tienen un origen humano. Los incendios provocados y la negligencia, especialmente a causa de cigarrillos mal apagados, y los descuidos a la hora de realizar asados u hogueras son la causa de muchos incendios forestales.

Aunque el fuego es una herramienta ampliamente utilizada para la gestión del territorio y en algunos procesos ecológicos, los incendios destruyen millones de hectáreas de bosques y vegetación con pérdida de vidas humanas y de biodiversidad animal, provocando ingentes daños económicos y al medio ambiente, indicó la FAO.

Unos 30.000 trabajadores se movilizan cada verano para luchar contra el fuego en la región mediterránea, cifra que puede alcanzar los 50.000, incluyendo la participación de las fuerzas armadas en años de especial peligro.

Además del incremento de las temperaturas, el desarrollo socioeconómico de la región, en especial el abandono del medio rural en beneficio de las ciudades, ha reducido la hierba corta y la recolección de madera y forraje, dando lugar a la proliferación de ramas y maleza, elementos que intensifican y agravan los incendios. El descenso de la población en el medio rural significa que los fuegos que se realizan con fines agrícolas tienen más posibilidades de quedar fuera de control.

El fuego se combate básicamente con equipos terrestres que utilizan herramientas manuales y equipos mecanizados. En la región mediterránea estos equipos cuentan a menudo con el apoyo de aviones y helicópteros.

Se calcula que cinco países de la región (Portugal, España, Francia, Italia y Grecia) invierten más de 2.500 millones de euros cada año en prevenir y combatir los incendios. El 60% de esa cantidad se destina a pagar equipos, personal y operaciones, mientras que el resto se destina a la prevención.

Noticias relacionadas