Yemen enfrenta peor plaga de langosta en 15 años, informa la FAO

Share

06 de junio, 2007 — Yemen se enfrenta al peor brote de plaga de langosta del desierto desde 1993, señaló hoy la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

El fenómeno hace necesario emprender una campaña de vigilancia y fumigación de gran intensidad con el uso de helicópteros para evitar una invasión de insectos que dañe seriamente los cultivos alimentarios, explicó el organismo de la ONU.

“La langosta se está reproduciendo en forma masiva en una zona remota de unos 31.000 kilómetros cuadrados en el interior de Yemen, en la que se pueden formar bandadas de insectos”, señaló Keith Cressman, experto en langostas de la FAO, quien acaba de regresar de una misión de evaluación de una semana en la zona.

“Los insectos se están reproduciendo también en otras áreas, aunque a menor escala. En total, este verano será necesario tratar entre 50.000 y 75.000 hectáreas”, añadió.

Si la invasión de langostas no se controla a tiempo, los cultivos en Wadi Hadhramaut y otras zonas agrícolas como el altiplano de Sana’a pueden verse amenazados.

Según la FAO, las abundantes lluvias caídas en marzo y de nuevo la pasada semana han favorecido la reproducción de las langostas en las áreas más afectadas, con lo que se puede contar con una o dos generaciones más de insectos.

La situación puede verse agravada en los próximos días por las copiosas precipitaciones y los fuertes vientos asociados a un ciclón tropical de gran fuerza en el vecino Omán.

La actual generación de nuevos insectos adultos alcanzará la madurez en junio y debería poner huevos hacia final de mes. En ese momento existirá también el riesgo de que se formen bandadas en el interior de Arabia Saudita, que de no ser controladas, podrían desplazarse a zonas ya infestadas en Yemen.

A medida que la langosta se extiende por zonas remotas de gran amplitud y orografía escarpada, se dificultan las labores de vigilancia y lucha contra la plaga solamente desde el suelo.

El Centro nacional de lucha contra la langosta de Yemen no está lo suficientemente equipado para hacer frente al problema, debido a la falta de vehículos, pesticidas, equipos de fumigación y comunicaciones y personal capacitado.

Para reducir el peligro en la región, la FAO recomienda que se inicie una campaña contra la langosta a mediados del próximo mes de julio con el uso de dos helicópteros.

Noticias relacionadas