Llamamiento a gobiernos para que adopten tratado que detenga tráfico ilegal de armas

Share

23 de abril, 2007 — Una alianza internacional de la sociedad civil pidió hoy a todos los Estados miembros de la ONU que asuman su responsabilidad para evitar mil muertes cada día causadas por armas de fuego.

El grupo, integrado por Oxfam, Amnistía Internacional y la Red Internacional de Acción contra las Armas Ligeras, se ha puesto como meta lograr la adopción de un tratado internacional que controle el comercio ilegal de armas.

En un mesaje por video, la actriz británica Hellen Mirren, miembro de la iniciativa, dijo que “desde el sur de Londres, hasta Kenia, Brasil y Sri Lanka, hay más armas que nunca. Son más baratas y más fáciles de obtener”.

Recordó que en diciembre del año pasado, el 80 por ciento de los gobiernos votaron a favor de comenzar a preparar el documento. “Todos los gobiernos tienen ahora la responsabilidad de hacer realidad un tratado eficaz para controlar el comercio de armas”, agregó Mirren.

En la conferencia de prensa celebrada en la ONU, estuvieron presentes representantes del Reino Unido, Costa Rica, Argentina y de otros cuatro países que respaldan la campaña “Control de Armas”.

Por su parte, Mary Robinson, ex Alta Comisionada de los Derechos Humanos, lamentó la falta de atención a la transferencia de armas convencionales. Robinson, presidenta honoraria de Oxfam, destacó que como Alta Comisionada de la ONU pudo constatar que numerosas violaciones de derechos humanos ocurren a punta de AK-47 y de pistolas.

El embajador de Costa Rica ante la ONU, Jorge Urbina, recordó que hace 10 años, el presidente Oscar Arias propuso la adopción de un código para fomentar conductas responsables por parte de los exportadores de armamentos.

“Queremos llegar a un instrumento legalmente vinculante que establezca los controles, a ver si podemos reducir esa tasa de 1.000 personas diarias que mueren por armas convencionales y ver si podemos limitar ese comercio de 40.000 millones de dólares que tiene lugar todos los años y que sigue matando gente en el mundo.”

El diplomático costarricense expresó el deseo de que el tratado pueda adoptarse antes de 2010, año en que concluye el mandato del presidente Arias.

Noticias relacionadas