Más de 300 mil niños serbios son pobres o están en riesgo de serlo

Share

09 de febrero, 2007 — El Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF) advirtió hoy que más de 300.000 niños serbios viven en estado de pobreza o corren el riesgo de hacerlo, pese a una serie de medidas importantes adoptadas desde la década de los años 90.

“El futuro de Serbia depende de una generación saludable e instruida, lo cual requiere de políticas inclusivas dirigidas específicamente a los niños pobres y excluidos, y de un mejor uso de los recursos”, explicó la representante de UNICEF en ese país, Ann-Lis Svensson.

Según el informe, la pobreza infantil presenta disparidades según la zona del país. La mayor parte de los menores pobres pertenecen a familias numerosas que viven en las áreas rurales del sudeste y oeste, a grupos minoritarios, refugiados o desplazados.

El 80 por ciento de los niños que viven en asentamientos de la comunidad roma son pobres y padecen de una privación y una discriminación inaceptables, según UNICEF. Se enferman más a menudo y padecen de cuatro veces más raquitismo que el promedio nacional, como resultado de la malnutrición y el hambre.

La mortalidad infantil y de menores de cinco años es tres veces más alta en los niños roma que en los del resto de la población. Estos menores tienen que asumir funciones de adultos porque carecen de asistencia gubernamental, y a menudo viven en chabolas o en casas de cartón y hojalata con escaso acceso a servicios públicos.

Los niños con discapacidades, dice el informe, no sólo están excluidos del sistema de salud y de educación, sino que además están expuestos al aislamiento y al rechazo de la comunidad.

El estudio subraya también que el castigo corporal a los menores está presente en las escuelas y en las familias. Interferir en las relaciones intrafamiliares se considera inaceptable y no existe una condena pública para las medidas “disciplinarias” impuestas a los niños.

Noticias relacionadas