OCHA continuará trabajando en Darfur a pesar del riesgo para su personal

Share

02 de febrero, 2007 — La Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Ayuda Humanitaria, OCHA, informó hoy que continuará trabajando en la región sudanesa de Darfur a pesar del alto riesgo que esto significa para su personal.

En un comunicado, Margarita Wahlström, la coordinadora en funciones para Ayuda de Emergencia de la ONU, dijo que de ser necesario, se adaptarán las operaciones “para asegurar que los más vulnerables reciban al menos una ayuda mínima.”

En estos momentos se encuentran en Darfur unos 13.000 trabajadores humanitarios brindando asistencia a un total de cuatro millones de personas, incluyendo a más de dos millones de desplazados internos.

La violencia incesante y los ataques contra la población civil han provocado el desplazamiento de casi medio millón de personas en 2006 y de otras 25.000 en lo que va del año.

Por otro lado, OCHA subrayó su consternación ante la agresión contra 20 empleados de la ONU y de ONG´s cometida el pasado 19 de enero en Nyala por parte de la policía y agentes de seguridad del gobierno nacional.
El personal había sido arrestado y fue víctima de abuso físico y verbal mientras estuvo detenido.

“Nos han prometido una investigación exhaustiva del incidente,” declaró Wahlström. Añadió que el Gobierno debe asegurar que los perpetradores sean responsabilizados por actos de este tipo y que les quede claro que no se tolerarán agresiones contra trabajadores humanitarios.

Noticias relacionadas