Annan pugna por despliegue rápido de apoyo a Unión Africana en Darfur

Share

28 de diciembre, 2006 — El Secretario General de la ONU, Kofi Annan, pugnó por el envío inmediato de los refuerzos militares y policíacos de las Naciones Unidas a las fuerza que mantiene la Unión Africana en Darfur.

Luego de un largo proceso de negociaciones diplomáticas, el presidente de Sudán, Omar el-Bashir aceptó el despliegue en tres fases de personal de la ONU en Darfur como un primer paso para el establecimiento de una fuerza mixta de las Naciones Unidas y la Unión Africana que proteja de la violencia a la población.

En declaraciones a la prensa después de asistir una sesión cerrada del Consejo de Seguridad, Annan explicó que la primera fase del proceso consiste en el despliegue de asesores policíacos y oficiales militares.

“Tenemos tres fases, de hecho, estamos trabajando en la implementación de la primera y la vamos a acelerar. Desde luego, esa será una forma de probar la voluntad de cooperación del gobierno sudanés. Así que vamos a movernos muy rápidamente”, dijo el Secretario General.

Agregó que la carta de respuesta en la que el mandatario sudanés aprueba el envío de personal de la ONU es “positiva por ahora” y confió en que esta vez no surjan nuevos obstáculos.

“Cuando ha habido tantas decepciones, es natural que existan dudas. Es un desafío para el gobierno sudanés para que le demuestre a la comunidad internacional que esta vez está dispuesto a colaborar”, recalcó el Secretario General.

En esta primera fase, la ONU desplegará en los próximos días 24 asesores de policía y 43 oficiales militares.

El paquete de apoyo inicial –que costará 21 millones de dólares– prevé que la operación de paz que mantiene la ONU en el Sur de Sudán transfiera a Darfur a 105 asesores militares, 33 oficiales de policía y 48 funcionarios civiles, además de equipo militar.

El objetivo final es constituir una fuerza de paz mixta de la ONU y la Unión Africana que cuente con 17.000 soldados y 3.000 efectivos de policía. Actualmente, la fuerza de la Unión Africana en Darfur está formada por 7.000 militares.

La intención de esta operación es proteger de la violencia a la población de Darfur, donde en los últimos tres años han muerto más de 200.000 personas y más de dos millones se han desplazado –además de que cuatro millones dependen de la asistencia humanitaria– a causa de los enfrentamientos entre el gobierno, los rebeldes y las milicias pro-gubernamentales.

Noticias relacionadas