Más de 200.000 libaneses abandonados a su suerte, denuncia Secretario General Adjunto

Jan Egeland

Share

10 de agosto, 2006 — Líbano es “uno de los peores lugares del mundo en términos de ayuda humanitaria”, con más de 200.000 personas sin acceso a asistencia alguna, dijo hoy el Secretario General Adjunto de la ONU para Asuntos Humanitarios, Jan Egeland.

“Hizbollah y los israelíes podrían darnos acceso en un minuto, y podríamos ayudar a las 120.000 personas afectadas en el sur del Líbano”, dijo Egeland en una rueda de prensa en Ginebra.

“No creo que se haya ganado ventaja militar alguna en los últimos días, ni que se vaya a ganar en las próximas horas. Y nosotros podríamos salvar muchas vidas”, agregó.

Citando fuentes oficiales libanesas, Egeland dijo que por lo menos mil personas han muerto en las cuatro semanas de conflicto, pero esta cifra podría aumentar una vez que se tenga acceso a todas las áreas.

“La guerra no terminará a menos que se restituya a los cientos de miles de víctimas. En Líbano hay una emergencia nacional como nunca la hubo en su”, añadió.

El funcionario describió al puerto de Tiro como “la más sitiada entre las ciudades importantes del Líbano”.

Por su parte, tanto el Programa Mundial de Alimentos (PMA) como UNIFIL, la fuerza de paz de la ONU, confirmaron que todos los despachos de asistencia hacia el sur se encuentran paralizados a causa de la negativa israelí a garantizar la seguridad de los convoyes.

UNIFIL reiteró que por cuarto día consecutivo, Israel mantiene silencio frente al requerimiento de garantías de que no destruirá por tercera vez un puente en la única vía de acceso a Tiro, que se encuentra aislada.

“Estamos aún más alarmados porque nos han dado a entender que no vale la pena que el PMA siquiera solicite la concurrencia (israelí) para llegar a Tiro”, dijo el Coordinador de Emergencia del PMA en Líbano, Zlatan Milisic.

“Una combinación de 70 puentes destruidos y la negativa a la ‘concurrencia de seguridad’ (garantías por parte de los dos bandos para la ayuda humanitaria) por parte de la Fuerza de Defensa Israelí para los convoyes de ayuda, está paralizando los esfuerzos del PMA, en nombre de la comunidad humanitaria, para organizar el transporte terrestre de ayuda”, dijo un comunicado.

Egeland dijo que las agencias de la ONU están organizando una operación de transporte de ayuda a Tiro por vía marítima.

Un vocero informó en Nueva York que UNIFIL logró desembarcar combustible en la ciudad de Naqoura, y que un convoy partió hacia las posiciones del batallón indio, emplazado en la parte oriental de la línea fronteriza líbano-israelí, cuyas reservas alcanzan para apenas 24 horas.

UNIFIL informó que dos descargas de mortero de la milicia libanesa Hizbollah impactaron dentro de una posición de los “cascos azules”, que causaron “extensos daños materiales y la destrucción de un tanque de combustible”.

Noticias relacionadas