FAO advierte que deben invertirse 1.640 millones de dólares al año en educación básica para población rural

Share

13 de junio, 2006 — Las necesidades de educación básica de la población rural en los países de bajos ingresos ascienden a 1.640 millones de dólares por año, según estimados de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

Alexander Müller, subdirector general de la FAO, dijo en una reunión internacional sobre educación que urge ayuda externa para atender a más de 94 millones de niños de áreas rurales que no asisten a clases. También invitó a la comunidad internacional a atender las desigualdades entre la educación rural y la urbana.

La educación para la población rural necesita una mayor inversión de los gobiernos y los donantes a fin de realizar los Objetivos de Desarrollo del Milenio y la meta de Educación Universal.

Hoy en día, poco más de la mitad de la población mundial vive en zonas rurales y en los países más pobres, donde la educación es esencial para reducir la pobreza, la población seguirá siendo predominantemente rural durante varias décadas, afirmó la FAO.

Vivir en una zona rural de un país pobre a menudo significa afrontar pobreza, hambre y analfabetismo. En las zonas rurales, la proporción de niños que no van a la escuela es casi el doble que en las zonas urbanas. Muchos de estos niños se sumarán a las filas de la siguiente generación de adultos pobres y analfabetos.

“La población rural con educación básica muy probablemente adoptará la nueva tecnología y será más productiva. Podrá adaptarse mejor a los cambios, mejorar sus medios de subsistencia y promover la igualdad entre los sexos y la participación activa como ciudadanos”, señaló Müller.

La reunión, que se celebra en la FAO, está organizada por el Grupo Internacional de Trabajo sobre Educación como parte de la iniciativa mundial de educación para la población rural.

Noticias relacionadas