Annan destaca espíritu deportivo y de universalidad de Mundial de Futbol

Share

05 de junio, 2006 — El Secretario General de la ONU, Kofi Annan, destacó hoy el espíritu deportivo, de honestidad y universalidad de la Copa del Mundo, señalando que las Naciones Unidas tendrían que aprender un poco del máximo evento futbolístico.

“Se preguntarán ustedes qué hace el Secretario General de las Naciones Unidas escribiendo de fútbol. Pero de hecho, a nosotros, en las Naciones Unidas, la Copa del Mundo nos llena de envidia. Máxima manifestación del único juego auténticamente mundial, practicado en todos los países por todas las razas y religiones, es uno de los pocos fenómenos tan universales como las Naciones Unidas. Podríamos decir que lo es incluso más: la FIFA tiene 207 miembros, nosotros sólo tenemos 191”, escribió Annan en un artículo de opinión.

Pero nuestra envidia obedece a algunas razones de mucho más fundamento, agregó. “En primer lugar, la Copa del Mundo es un juego en el que cada uno sabe dónde está su equipo y lo que ha hecho para estar ahí”, señaló y explicó que sería deseable que la familia de naciones tuviera esa misma rivalidad. “Países que lucharan abiertamente por ocupar los primeros puestos de la clasificación según el respeto de los derechos humanos y que trataran de superarse unos a otros en las tasas de supervivencia infantil o de matriculación en la enseñanza superior. Estados que exhibieran sus resultados para que todo el mundo los viera. Gobiernos que asumieran la responsabilidad de las acciones que les permitieran obtener esos resultados”, continuó el titular de la ONU.

Agregó que la Copa del Mundo es algo de lo que a toda le gente gusta hablar con claridad y pasión. “Ojalá que en el mundo en general pudiéramos mantener más conversaciones de ese tipo. Ciudadanos agobiados por el tema de cómo podría ascender su país en el índice de desarrollo humano o reducir el número de emisiones de carbono o de infecciones por el VIH”, dijo.

El Secretario General también recordó que la Copa del Mundo se disputa en terrenos de juego uniformes y todas las partes participan en igualdad de condiciones. “Es un juego en el que sólo importan dos cosas: el talento y el trabajo en equipo. Ojalá que tuviéramos esa misma igualdad en la arena mundial. Un comercio libre y justo sin la interferencia de subvenciones, barreras o tarifas. Cada país con las mismas oportunidades de desplegar su poderío en la escena mundial”.


Citó los beneficios de la polinización cruzada entre pueblos y países en el futbol e hizo votos por que sea igualmente sencillo para todos comprobar que en las migraciones humanas en general siempre hay tres vencedores: los migrantes, sus países de origen y las sociedades que los acogen. “Los migrantes no sólo construyen una vida mejor para ellos y sus familias, sino que también son agentes del desarrollo —económico, social y cultural— en los países a donde van y trabajan, y en su patria a la que inspiran con sus nuevas ideas y conocimientos cuando vuelven”, puntualizó.

Consideró que el Mundial de Futbol también representa un orgullo nacional para los países que participan y brinda la ocasión de reflexionar y confiar en la unidad nacional para los países que atraviesan algún conflicto.

Noticias relacionadas