OCHA anuncia compromiso de Côte d´Ivoire de proteger a trabajadores humanitarios

Share

15 de febrero, 2006 — El titular de la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), Jan Egeland, anunció hoy que el gobierno de Côte d´Ivoire se ha comprometido a proteger a los trabajadores humanitarios y a evitar más ataques a como los incendios y saqueos perpetrados contra el personal, equipo e instalaciones de la ONU en ese país.

Tras recordar las leyes que rigen el trabajo humanitario, Egeland dijo que las autoridades de esa nación africana le han asegurado que no ocurrirá otra vez y que se tomarán medidas para prevenir cualquier asalto violento.

El coordinador de Ayuda Humanitaria inició hoy una visita de tres días a Côte d´Ivoire, durante la cual se reunirá con altos funcionarios locales y nacionales, así como con líderes comunitarios en Abidjan, Bouaké, y Guiglo, los puntos donde los Jóvenes Patriotas, un grupo de apoyo del presidente Laurent Gbagbo, atacaron las oficinas de diez organizaciones humanitarias.

Los atacantes protestaban la recomendación de que el Parlamento concluyera sus funciones, hecha por un comité internacional autorizado por la ONU que supervisa el proceso de paz. El mandato del Parlamento había expirado en diciembre.

Egeland señaló que atacar a los trabajadores y las instalaciones de los organismos humanitarios es una acción condenable desde cualquier punto de vista. “Las organizaciones humanitarias desempeñan una labor imparcial, neutral y apolítica para asistir a la gente que padece grandes necesidades en Côte d´Ivoire”, sostuvo.

Agregó que la ONU desea continuar su trabajo en eses país e informó que tendrá reuniones periódicas con el gobierno para discutir medidas concretas de protección a los trabajadores.

La semana pasada, el Secretario General, Kofi Annan, envió al presidente Gbagbo una factura con el monto de los daños a las oficinas de las Naciones Unidas.

La ONU mantiene una fuerza de paz de de 6.000 efectivos en Côte d´Ivoire, que junto a 4.000 soldados de Francia, velan por el mantenimiento del alto el fuego entre el gobierno, que rige el sur del país, y los rebeldes que controlan la mitad norte. La UNOCI opera en la Zona de Confianza entre ambas partes.

Noticias relacionadas