FAO advierte urgencia de ayuda alimentaria para millones de personas en el Cuerno de África

Share

06 de enero, 2006 — Millones de personas se encuentran al borde de la inanición en el Cuerno de África por la sequía y los conflictos armados, informó hoy la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

Según el organismo de la ONU, más de once millones de personas necesitan ayuda urgente en Somalia, Kenia, Djibouti y Etiopía.

La escasez de víveres es particularmente grave en Somalia donde dos millones de personas necesitan asistencia humanitaria. Las condiciones alimentarias son especialmente preocupantes en las zonas que viven del pastoreo en la parte norte y oriental de Kenia, en el sudeste de Etiopía y en Djibouti.

Según el Programa Mundial de Alimentos (PMA), hacen falta 64.000 toneladas de de comida para alimentar a la población afectada por la sequía durante los próximos seis meses, pero hasta ahora sólo están disponibles 16.700 toneladas.

La FAO subrayó que es urgente responder a esta llamada de alerta del PMA para evitar muertes por hambre en el sur de Somalia.

En Kenia, la pérdida de las cosechas y la muerte de muchas cabezas de ganado derivadas de la sequía están provocando graves situaciones de inseguridad alimentaria entre la población y ya se han registrado algunos caso de muerte por inanición en las zonas áridas. El gobierno ha solicitado 150 millones de dólares, destinados a garantizar alimentación básica para 2,5 millones de personas –casi el 10% de la población– durante los seis meses próximos.

La FAO recuerda que también hace falta ayuda para garantizar el suministro de agua a personas y animales, para reemplazar el ganado perdido y para que los granjeros puedan adquirir las semillas necesarias para la próxima estación de cosecha.

En Djibouti, las condiciones severas de la sequía han empeorado la inseguridad alimentaria de una gran parte de las comunidades que viven del pastoreo. Se estima que unas 150.000 personas, la quinta parte de la población, sufren carencias de víveres.

En Etiopía, a pesar de los buenos resultados obtenidos en la cosecha que se está recogiendo ahora, las comunidades pastorales de las zonas meridionales y orientales del país también deberán hacer frente a carencias de alimentos.

Estimaciones provisionales indican que más de un millón de personas en la región somalí deberán hacer frente a carencias de alimentos. De acuerdo con la FAO, harían falta más de 40 millones de dólares para evitar muertes por inanición en la zona. Se espera que con el inicio de la estación seca, entre enero y marzo, empeore la situación. En total, más de ocho millones de personas en Etiopía dependen de la ayuda alimentaria y de programas de asistencia para sobrevivir.

En vista de la buena producción doméstica de grano en Etiopía, la FAO recomienda a los gobiernos y a los organismos donantes la compra de sus ayudas en los mercados locales para promover las economías nacionales.

Noticias relacionadas