Consecuencias de accidente de Chernóbil no tan graves como se temía, dicen agencias de la ONU

Share

05 de septiembre, 2005 — Hasta 4.000 personas podrían morir a causa de la radiación a la que fueron expuestas a raíz del desastre ocurrido en Chernóbil, según un informe dado a conocer hoy por el Organismo Internacional de Energía Atómica, la Organización Mundial de la Salud y el Programa de la ONU para el Desarrollo.

Veinte años después del mayor accidente nuclear de la historia, se presentaron las conclusiones de centenares de científicos, economistas y expertos del sector de la salud que evaluaron las consecuencias de la radiación.

Gregory Hartl, oficial de prensa de la Organización Mundial de la Salud, resume los resultados de la publicación: “Hasta ahora no llegan a 50 las defunciones atribuidas directamente a la radiación y la estimación del total en el futuro para las defunciones no subirá más que a 4.000. Hemos visto que el área afectada por la radiación es mucho más pequeña que habíamos pensado antes”, dijo Hartl.

Según el informe de 600 páginas, titulado “La herencia de Chernóbil: repercusiones sanitarias, ambientales y socioeconómicas”, la tasa de supervivencia entre las víctimas del cáncer, a juzgar por la experiencia en Belarús, ha sido de casi el 99 por ciento.

Por otra parte, no se han encontrado pruebas de una disminución de la fecundidad en la población afectada, ni parece probable que se produzca. Tampoco se han encontrado pruebas de un aumento de las malformaciones congénitas que pueda atribuirse a la exposición a la radiación.

La pobreza, las enfermedades asociadas con el estilo de vida que proliferan en la antigua Unión Soviética y los problemas de salud mental, representan para las comunidades locales una amenaza mucho mayor que la exposición a la radiación, según los expertos.

Los mitos y las ideas equivocadas que aún persisten sobre la amenaza de la radiación han generado un “fatalismo paralizador” entre los residentes en las zonas afectadas.

Se necesita que los gobiernos den a conocer a su población información exacta sobre las consecuencias del desastre y procedan a la reconstrucción de la región.

A partir de mañana, se examinarán en Viena las conclusiones y recomendaciones del informe.

Noticias relacionadas