El Consejo de Seguridad no logra aprobar resolución sobre Jerusalén

El Consejo de Seguridad en una votación sobre Jerusalén. Foto: UN Photo / Kim Haughton.

Share

18 de diciembre, 2017 — Estados Unidos usó su poder de veto este lunes para bloquear un proyecto de resolución que buscaba impedir cambios al estatus y carácter de Jerusalén.

El texto, impulsado por Egipto, fue presentado al máximo órgano de seguridad de la ONU después de que el presidente Donald Trump anunciara el 6 de diciembre su voluntad de reconocer a la ciudad sagrada como capital de Israel y de trasladar allá la embajada de su país.

El proyecto de resolución resaltaba que cualquier decisión o acción para modificar el carácter, estatus o composición demográfica de Jerusalén no tiene efecto legal y pedía a los países “abstenerse de establecer misiones diplomáticas” en la ciudad.

La ONU, a través su Secretario General, aclaró previamente que la cuestión del estatus de Jerusalén debe ser resuelta por negociaciones directas entre israelís y palestinos, sobre la base de las resoluciones del Consejo de Seguridad y de la Asamblea General de la ONU, y tomando en cuenta las preocupaciones de ambas partes.

Nickolay Mladenov, el coordinador especial de la ONU para el Proceso de Paz en Medio Oriente, informó al Consejo de Seguridad que las tensiones entre palestinos e israelíes han escalado en los últimos meses, en particular tras la decisión de Estados Unidos sobre Jerusalén.

“Las partes siguen más alejadas que nunca”

Desde septiembre “no hubo desarrollos positivos significativos hacia la paz y las partes siguen más alejadas que nunca”, declaró.

Tras la decisión del presidente Trump, las autoridades palestinas han cancelado la visita del vicepresidente estadounidense Mike Pence y llamado a un nuevo mecanismo para avanzar hacia la paz.

Mladenov indicó que casi un año después del voto de la resolución 2334 (23 dic 2016), que insta a Israel a detener las construcciones de asentamientos en el  territorio palestino ocupado, la construcción de unidades habitacionales aumentó de manera considerable en 2017.

No solamente son ilegales según el derecho internacional, sino que representan “mayores obstáculos a la paz”, dijo Mladenov. “Israel debe respetar sus responsabilidades acerca del derecho humanitario y los derechos humanos”, insistió.

Asimismo, recordó que “nada justifica el terror. Ninguna causa, ningún agravio”.

Aseveró que siguen las amenazas terroristas con ataques indiscriminados con misiles desde la Franja de Gaza hacia Israel, así como la construcción de túneles. Respecto a la escalada reciente de militantes en Gaza, urgió a todas las facciones palestinas a comprometerse para “rechazar la violencia, la retórica inflamatoria y acciones provocativas que perjudiquen la causa de la paz”.

“Estoy particularmente preocupado acerca del futuro de nuestros esfuerzos colectivos para lograr la paz entre palestinos e israelíes”, dijo Mladenov, porque hoy existe el riesgo de que las partes vuelvan a emprender acciones unilaterales.

Recordó que el Secretario General se comprometió a apoyar las iniciativas favorables a la paz, bajo la visión de una solución negociada con dos Estados y con Jerusalén como capital de ambos países.

Noticias relacionadas