Hay necesidad de incrementar esfuerzos contra plagas transfronterizas, indica FAO

La peste que afecta a cabras y ovejas supone una grave amenaza para los pequeños ganaderos. Foto: FAO/Giulio Napolitano

Share

30 de noviembre, 2017 — La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) destacó hoy la necesidad de intensificar esfuerzos contra plagas y enfermedades transfronterizas de animales y plantas que podrían llegar a amenazar la seguridad alimentaria mundial.

Una reunión celebrada esta semana en la sede de la FAO en Roma evaluó el impacto de tres de las plagas y enfermedades más importantes con el objetivo de movilizar más ayudas para prevenirlas y gestionarlas de forma eficaz, y erradicarlas si fuera posible.

La oruga tardía (o gusano cogollero del maíz ), peste de los pequeños rumiantes (o peste de cabras y ovejas), y la fusariosis del banano son plagas y padecimientos transfronterizos de animales y plantas que se dispersan con rapidez, destacó la FAO.

Además, ponen en peligro los medios de subsistencia de millones de pequeños agricultores, dificultan el crecimiento económico de países y regiones y poseen el potencial de dispersarse a nuevas áreas.

El crecimiento de este tipo de afecciones aumentó en los últimos años debido a una combinación de factores entre los que se incluyen el comercio mundial y el cambio climático, señaló la FAO.

Noticias relacionadas