Se disparan los casos de desnutrición infantil en Guta Oriental, en Siria

Niños acarreando agua en Guta Oriental, Damasco. Foto de archivo: UNICEF/Bassam Khabieh

Share

29 de noviembre, 2017 — Los casos de desnutrición entre menores sirios han aumentado de forma pronunciada en la región de Guta Oriental, el principal bastión opositor de las afueras de Damasco, denunció este miércoles el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

El 11,9 % de los niños menores de cinco años sufren de desnutrición grave, el mayor porcentaje registrado en Siria desde el comienzo del conflicto en 2011.En enero, esa tasa era del 2,1 %. Además, un tercio de los niños presentan raquitismo, lo que eleva el riesgo de un desarrollo tardío, enfermedades y muerte.

La agencia de la ONU destaca que madres de bebés menores de dos años han dejado de amamantarlos o han reducido la frecuencia debido a sus propias condiciones físicas ante la falta de alimentos y la violencia.

UNICEF resaltó que el incremento de los precios de los alimentos básicos hace que estén fuera del alcance de la mayoría de los habitantes de Guta Oriental, donde una porción de pan cuesta 85 veces más que en Damasco, que está a solo 15 kilómetros.
Unas 400.000 personas residen atrapadas en la región sitiada, de las que la mitad se calcula que son menores.

El responsable de la ayuda humanitaria de la ONU comparecía este miércoles en el Consejo de Seguridad para trasladarles la gravedad de la situación en esa y otras regiones del país.
“Las pruebas disponibles sugieren que la malnutrición grave entre los niños de Guta Oriental se ha multiplicado por cinco en los últimos diez meses. Se puede evitar que los niños mueran de hambre si conseguimos entrar más convoyes de ayuda y más frecuentemente. He tenido conversaciones constructivas sobre esto con Moscú y Teherán la semana pasada y espero que resulten en progresos significativos”.

Mark Lowcock recordó las cifras más actuales  sobre la catástrofe humanitaria en Siria: más de 13 millones de personas necesitan ayuda humanitaria. Más de la mitad de la población ha tenido que dejar sus hogares. Uno de cada 3 niños no va a la escuela y menos de la mitad de los hospitales y centros médicos operan.

Noticias relacionadas