Annan pide apoyo a largo plazo a países damnificados por tsunami

Share

18 de enero, 2005 — La generosidad y el apoyo de la comunidad internacional a los países afectados por el maremoto del 26 de diciembre han sentado un nuevo parámetro para las situaciones de desastre, pero es necesario que esta reacción inmediata de respaldo se prolongue durante la etapa de reconstrucción, dijo hoy Kofi Annan ante la Asamblea General de la ONU.

Al dirigirse al pleno durante la sesión sobre asistencia de emergencia de las Naciones Unidas en casos de siniestro, el Secretario General recordó que los desafíos a futuro de los Estados damnificados son considerables.

Sabemos por experiencia que los pobres siempre sufren los peores daños por desastres naturales ya que todas sus pertenencias y medios de subsistencia desaparecen, dijo.

“Por ello, necesitamos enfocarnos en la recuperación y reconstrucción a largo plazo, y asegurarnos de que, de ahora en adelante, no haya brechas en los esfuerzos de recaudación de fondos”, puntualizó Annan.

Explicó que en su visita a los países afectados comprobó la desolación, el sufrimiento y las enormes carencias de la población. Recordó que, además de los 160.000 muertos contabilizados hasta ahora, se reportan 27.000 desaparecidos, más de un millón de desplazados y un millón de desamparados. Todo esto sumado a la destrucción de la infraestructura de transporte, educación y salud.

Ante este panorama, destacó la rápida respuesta mundial y el trabajo humanitario de los diversos organismos de la ONU.

Asimismo, el Secretario General indicó que las promesas formales de ayuda financiera, provenientes de más de 60 países, ascienden a 739 millones de dólares, lo que equivale a más del 75% de los fondos solicitados por la Organización para asistir a los países siniestrados.

“Espero que estas promesas se concreten lo más pronto posible”, concluyó Annan.

Noticias relacionadas