Un tercio del valor de los productos manufacturados proviene del “capital intangible”

Estudiantes del colegio St. Francis of Assisi en Cebu, Filipinas, revisan sus teléfonos inteligentes después de clase. Foto: UNICEF/UN014974/Estey

Share

20 de noviembre, 2017 — El “capital intangible”, compuesto por el desarrollo de marcas, el diseño y la tecnología, corresponde al 30.4% del valor total los productos manufacturados vendidos entre 2000 y 2014, revela un informe de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) publicado este lunes.

En su conjunto, el ingreso derivado de los activos intangibles aumentó del 75% entre 2000 y 2014 en términos reales, ascendiendo a 5,9 billones de dólares EE.UU. en 2014. Es la primera vez que se logra cifrar el valor de este capital.

Para Francis Gurry, el Director General de la OMPI, “cada vez más, el capital intangible determinará el destino y la fortuna de las empresas en las cadenas globales de valor de la actualidad; está detrás de la apariencia, la percepción, la funcionalidad y el atractivo general de los productos que compramos y es el determinante del éxito en el mercado”.

En el “Informe sobre la propiedad intelectual en el mundo 2017” se analizó qué porción de ingreso corresponde a trabajo, capital tangible y capital intangible en la producción mediante cadenas globales de valor en todo el espectro de la actividad manufacturera, con estudios de casos centrados en el café, los paneles solares y los teléfonos inteligentes.

Es en el sector de los paneles solares que la tecnología ha logrado impulsar los cambios más importantes. Los costos de estos productos, inicialmente muy elevados, han bajado de 80% entre 2008 y 2015 gracias a una inversión importante en innovaciones.

Por su parte, los fabricantes de teléfonos inteligentes, incluidos los fabricantes de componentes, utilizan activos intangibles para captar un valor considerable. El informe de 2017 señala, por ejemplo, que por cada iPhone 7 que Apple vende por unos 810 dólares americanos, Apple capta aproximadamente el 42% del precio de venta.

Respecto al café, el informe destaca que la innovación en toda la cadena de valor se intensifica en las actividades que están más cerca del consumidor. La imagen y la reputación de una marca permiten a las empresas diferenciar sus productos de los de sus competidores.

“La propiedad intelectual, a su vez, es el medio que las empresas utilizan para asegurarse la ventaja competitiva que deriva de su capital intangible”, sostiene Gurry.

Noticias relacionadas