Avanza el plan de acción para Libia

Ghassan Salamé, representante especial del Secretario General para Libia y jefe de la Misión de la ONU en el país. Foto: captura de pantalla

Share

16 de noviembre, 2017 — Dos meses después de su adopción, el Plan de Acción para Libia está mostrando avances significativos, según indicó este jueves frente al Consejo de Seguridad, Ghassan Salamé, representante especial del Secretario General para el país.

La ONU ha auspiciado reuniones del comité de redacción conjunto, compuesto por miembros de la asamblea de los representantes y del gran consejo de Estado, con el propósito de acordar enmiendas al Acuerdo Político Libio.

Las dos asambleas del país ahora reconocen el Acuerdo como único marco para solucionar la crisis. Sin embargo, el país está dividido a nivel “atómico”, dijo Salamé. Tras la crisis del 2011, compiten muchas agendas diferentes, y el sistema gubernamental se debe reconstruir.

Por ello, una conferencia nacional, que debería tener lugar en febrero del 2018 bajo el impulso de la Misión de Apoyo de las Naciones Unidas en Libia (UNSMIL), se necesita “más que nunca”.

“La conferencia nacional dará a todos los libios la oportunidad de reunirse en un solo lugar, de reescribir el discurso nacional, y de acordar los pasos concretos necesarios para concluir la transición”, sostuvo el representante especial.

Salamé subrayó que si alguna vez Libia fue un país donante para toda África, ahora la situación humanitaria es crítica. Una cuarta parte de la población necesita ayuda humanitaria y el sistema sanitario, en particular, está en crisis.

En un contexto de gran inseguridad e impunidad, la economía enfrenta dificultades mayores. Las reservas financieras se reducen muy rápidamente. Dos de cada cinco jóvenes están desempleados, y la clase media es la que más sufre.

Salamé pidió que se revise el manejo de los activos libios congelados. “No queremos que paulatinamente desaparezcan y se pierdan para el futuro”, insistió.

Noticias relacionadas