900 cascos azules adicionales para la Misión de la ONU en la República Centroafricana

Patrulla conjunta en la zona PK5 en Bangui, República Centroafricana. Foto: UN Photo / Eskinder Debebe.

Share

15 de noviembre, 2017 — El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó este miércoles el aumento de las fuerzas de mantenimiento de la paz en la MINUSCA y prorrogó el mandato de la misión hasta el 15 de noviembre de 2018.

En una resolución aprobada unánimemente este miércoles, el Consejo de Seguridad de la ONU autorizó el envío de 900 militares adicionales a la Misión de las Naciones Unidas en la República Centroafricana (MINUSCA) “con el fin de aumentar la flexibilidad y la movilidad” de la fuerza.

Con estos nuevos contingentes, la dotación máxima autorizada se eleva a 11.650 efectivos militares y 2.080 efectivos policiales.

Al concluir su visita al país africano a finales de octubre, el Secretario General, Antonio Guterres, recalcó la importancia del mandato de la misión de mantenimiento de la paz en el país.

“Las operaciones de mantenimiento de la paz salvan vidas, a veces salvan a países enteros”, declaró.

El Consejo insistió en la importancia de que los países contribuidores de tropas aporten contingentes que tengan las “competencias, educación, experiencia laboral y conocimiento de idioma necesarios para llevar a cabo sus tareas” de mantenimiento de la paz.

Además, el máximo órgano de seguridad de la ONU decidió prorrogar el mandato de la MINUSCA hasta el 15 de noviembre de 2018.

El 6 de noviembre, el responsable de esa misión, Parfait Onanga-Anyanga, informó al Consejo de Seguridad sobre la difícil situación humanitaria que sufre esa nación africana.

Con una cuarta parte de la población desplazada, grupos armados cada vez más numerosos y divididos y ataques frecuentes a trabajadores humanitarios y personal de la ONU, la situación en el país “sigue constituyendo una amenaza para la paz y la seguridad internacionales en la región”, aseveró el Consejo, expresando su apoyo a los planes del presidente Faustin-Archange Touadéra para promover el diálogo con los grupos armados y ampliar la autoridad del Estado en todas las zonas del país.

En la resolución, el Consejo alienta la participación significativa y efectiva de las mujeres, insistiendo en el “papel fundamental que desempeña la sociedad civil en el proceso de paz y reconciliación para garantizar que el acuerdo político amplio aborde las causas profundas del conflicto”.

Noticias relacionadas