Los Estados en riesgo deben unirse al sistema de alerta temprana de tsunamis

Destrucción cerca de Banda Aceh, en Sumatra, Indonesia, causada por el tsunami del 26 de diciembre de 2004 en el Océano Índico. Foto: ONU/Evan Schneide

Share

05 de noviembre, 2017 — En los últimos 100 años, 58 tsunamis se han cobrado más de 260.000 vidas en el mundo, un promedio de 4600 por desastre, superando el nivel de mortalidad de cualquier otro riesgo natural.

Este domingo se celebra el Día Mundial de Concienciación sobre los Tsunamis, fecha designada por la Asamblea General de Naciones Unidas en diciembre de 2015, para promover una cultural global que reconozca la gravedad de estos fenómenos naturales y se prepare.

La ONU expresó preocupación esta semana ya que sólo 16 de los 29 países situados al noroeste del Océano Atlántico, el Mediterráneo, y otros mares interconectados, se han unido al Sistema de Alerta Temprana de Tsunami que ofrecen actualmente Francia, Grecia, Italia y Turquía, bajo la coordinación de la Comisión Intergubernamental Oceánica de la UNESCO.

“Aprovechamos esta fecha para pedir a todos los Estados miembros que están en riesgo, para que comiencen a utilizar el servicio que esta disponible para ellos”, aseguró Robert Glasser, el representante especial del Secretario General para la Reducción del Riesgo de Desastres.

Glasser agregó que el tsunami del océano Indico en 2004, marcó un punto de inflexión en el compromiso político con los sistemas de alerta temprana tras la muerte de 230.000 personas.

“Se trató de un evento raro pero la cifra de muertos se habría reducido considerablemente si el sistema de alerta de tsunamis del Océano Índico hubiese estado vigente en ese momento. Ahora tenemos este tipo de sistemas en varias regiones del mundo“, agregó.

La rápida urbanización y el aumento del turismo en las regiones propensas a los Tsunamis ponen cada vez más personas en peligro. Es por ello que la reducción de riesgo de desastres es un factor clave para lograr la disminución sustancial de la mortalidad de este tipo de eventos naturales en el mundo, el objetivo primordial del Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres 2015-2030, adoptado en marzo de 2015.

"La educación, la conciencia comunitaria sobre el riesgo y la preparación son esenciales para actuar y reaccionar en caso de un tsunami. Todas las regiones vulnerables necesitan adoptar y desarrollar sistemas de alerta de tsunami más efectivos. Una advertencia perfecta es inútil si la gente no sabe qué hacer, o no puede reconocer señales de alarma o evacuar inmediatamente a terrenos más altos “, aseguró la directora de la UNESCO, Irina Bokova, en un mensaje enviado con motivo de la fecha.

Noticias relacionadas