Los fallecimientos por sarampión decrecieron considerablemente en 2016

Un niño de Yobe, Nigeria, recibe la vacuna contra el sarampión. Foto: UNICEF/Nigeria

Share

26 de octubre, 2017 — Durante el año 2016, murieron por sarampión unas 90.000 personas en todo el mundo, de acuerdo a las cifras proporcionadas hoy por los principales organismos de salud a través de la Iniciativa para la Rubeola y el Sarampión, y facilitadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Esa cifra representa una significativa disminución de un 84% respecto al año 2000 cuando fallecieron más de medio millón de personas por esa enfermedad.

El Dr. Robert Linkins, representante de la Iniciativa para la Rubeola y el Sarampión explicó que la vacuna contra ese padecimiento salva la vida a una media de 1,3 millones de personas anualmente y que desde el año 2000 se suministraron unos 5.500 millones de dosis a niños.

Por su parte, la OMS destacó que los objetivos regionales de eliminación del sarampión están lejos de conseguirse, en especial si la vacuna no llega a todos los niños del mundo.

Para ser efectiva en menores, la vacuna requiere de dos dosis y la cobertura de la primera dosis a nivel mundial se estancó en un 85% desde el año 2009, cuando se necesitaría llegar a un 95% para detener las infecciones por sarampión.

La cobertura de la segunda dosis solo cubrió a un 64% de niños.

La mayoría de los menores no vacunados viven en 6 países de África y Asia: Nigeria (3,3 millones), India (2,9 millones), Pakistán (2,0 millones), Indonesia (1,2 millones), Etiopía (0,9 millones) y la República Democrática del Congo (0,7 millones).

Noticias relacionadas