Afganistán: ONU urge al Talibán y a todas las partes en conflicto a proteger a los civiles

La Misión de Asistencia de la ONU en Afganistán (UNAMA) condenó los atentados en Paktya y Ghazni. Foto: UNAMA/Fardin Waezi

Share

19 de octubre, 2017 — La Misión de Asistencia de la ONU en Afganistán (UNAMA) condenó enérgicamente hoy los recientes ataques del Talibán en Paktya y Ghazni, que costaron la vida de más de 60 personas, muchas de ellas civiles, además de causar al menos 200 heridos.

En un comunicado, la UNAMA sumó su voz al Secretario General de la ONU, António Guterres, y del Consejo de Seguridad, que repudiaron los atentados anteriormente, reiterando que no hay justificación posible para el terrorismo.

La Misión urgió al Talibán y a todas las partes en conflicto en Afganistán a cumplir con rigor las obligaciones marcadas por la ley humanitaria internacional y a tomar todas las medidas necesarias para proteger a la población civil, lo que supone no utilizar armas explosivas cerca de los inmuebles del gobierno que brindan servicio al público.

Del mismo modo, la UNAMA exigió poner fin inmediatamente al uso masivo e indiscriminado de artefactos explosivos en áreas concurridas por civiles.

Los ataques en las provincias de Paktya y Ghazni, en el sureste del país, tuvieron lugar el 17 de octubre, cuando el Talibán se valió de vehículos robados a las fuerzas afganas, los cargó con explosivos y los hizo detonar en sendas estaciones de policía. Tras los estallidos, los militantes de la agrupación extremista irrumpieron en las instalaciones para continuar la agresión.

Noticias relacionadas