Save the Children, UNICEF y socios reunieron a 5.000 niños sursudaneses con sus familias

Desplazados de Sudán del Sur en un campamento de Naciones Unidas. Foto: Nektarios Markogiannis/UNMISS

Share

18 de octubre, 2017 — Desde el inicio del conflicto en Sudán del Sur, la organización no-gubernamental Save the Children, UNICEF y otros socios han reunido a 5.000 niños con sus familias.

La separación familiar es una de las primeras causas de estrés psicosocial para las personas desplazadas internamente.

“Los niños dependen de su familia para tener un sentimiento de estabilidad, protección y apoyo, y más aún en tiempos de conflicto”, explicó Mahimbo Mdoe, el representante de UNICEF en el país.

Un total de 16.055 niños no acompañados y separados fueron registrados por las organizaciones involucradas en la identificación de familias y los programas de reunificación.

No ha sido fácil en un país con zonas sin infraestructuras y sin recepción telefónica.

“El éxito de las operaciones se debe a la coordinación y a la colaboración entre las agencias encargadas en el país”, dijo Deirdre Keogh, la directora de Save the Children en Sudán del Sur.

El último niño a ser reunido con su familia tras casi cuatro años había huido de Tombura en Eastern Equatoria para refugiarse en Wau, en Western Bahr El Ghazal.

“Cuando comía siempre pensaba en lo que estaba comiendo mi hijo”, dijo Elena, la madre del niño. “Solo comía para mantenerme con vida, pero nunca lo disfrutaba. Era muy infeliz porque me preguntaba dónde estaba mi hijo. Era difícil olvidarlo porque no lo veía muerto y no le podía dar sepelio”.

Las agencias siguen trabajando para encontrar las familias de más de 10.000 niños.

De los 12 milliones de sursudaneses, se estima que una tercera parte ha tenido que desplazarse por la violencia desde que empezó el conflicto a finales de 2013. Unos 1,9 millones son desplazados internos.

Noticias relacionadas