Guterres viajará a la República Centroafricana para rendir tributo a los cascos azules

António Guterres, Secretario General de la ONU, se dirige a la prensa en Nueva York. Foto: ONU/Mark Garten

Share

18 de octubre, 2017 — El Secretario General de la ONU anunció hoy que viajará a inicios de la próxima semana a la República Centroafricana para pasar el martes 24 de octubre, Día de las Naciones Unidas, con la operación de mantenimiento de la paz desplegada en ese país y así rendir tributo a los cascos azules en todo el mundo.

António Guterres informó a la prensa en la sede del organismo mundial en Nueva York que su visita será también una oportunidad para conversar con el gobierno y otros actores con la intención de fortalecer el apoyo internacional a la paz en el país.

Guterres encomió el trabajo de las fuerzas de paz y destacó el valor del personal uniformado, que en ocasiones paga con la vida su vocación de servicio.

“Desde principios de año, 67 cascos azules han muerto en el cumplimiento de su deber. Rendimos homenaje a su sacrificio. En la República Centroafricana, sólo en este año, 12 cascos azules han muerto en actos hostiles. Es importante recordar que hace cinco años, la República Centroafricana sufría atrocidades masivas y que las fuerzas de paz de Naciones Unidas ayudaron a evitar lo peor”, dijo.

La situación, sin embargo, sigue siendo muy preocupante: las tensiones crecen y las condiciones humanitarias empeoran en el país, acotó Guterres, explicando que su viaje busca llamar la atención hacia una realidad que no siempre acapara los titulares noticiosos.

Especificó que este año se ha duplicado el número de personas desplazadas, llegando a 600.000, mientras que los refugiados en otros países suman medio millón, lo que significa que casi un cuarto de la población ha sido erradicada desde que empezó la crisis.

Por otra parte, añadió, el personal de socorro no tiene acceso irrestricto y se ha convertido en objetivo de ataques, con 12 trabajadores humanitarios asesinados en 2017.

El líder de la ONU lamentó que no se haya recibido más del 30% de los fondos solicitados para asistencia vital en la República Centroafricana.

En sus declaraciones a la prensa, Guterres se refirió, además, a los actos de abuso y explotación sexual por personal de Naciones Unidas en ese país, específicamente de la Misión de Estabilización de la ONU (MINUSCA).

“Sabemos que el buen trabajo y el sacrificio enorme de las fuerzas de paz en el mundo se han visto empañados por los terribles actos de algún personal de la ONU que ha hecho daño a la gente que tendría que haber servido”, reconoció.

En este sentido, aseveró una vez más la determinación de la Organización de poner fin a esos atropellos con la política de tolerancia cero y reiteró que las víctimas deben ser el centro de la respuesta a tan reprensibles acciones.

Noticias relacionadas