ONU expresa profunda preocupación por detenciones arbitrarias al colectivo LGBT en Azerbaiyán, Egipto e Indonesia

Bandera de la comunidad LGBTI. Foto: OIT

Share

13 de octubre, 2017 — Expertos de la ONU expresaron este viernes su profunda preocupación por la detención de más de 180 personas del colectivo LGBT (personas lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales) en Azerbaiyán, Egipto e Indonesia. Varias de ellas habrían sufrido maltrato por parte de agentes estatales.

Desde mediados de septiembre, más de 80 personas han sido detenidas por su orientación sexual o identidad de género en Bakú, la capital de Azerbaiyán, según expertos independientes de la ONU.

Algunas habrían sufrido agresiones además de varias formas de intimidación y humillación, y varias se quedaron en detención administrativa bajo el cargo de perturbación del orden público y resistencia a la autoridad. Muchas pasaron por exámenes médicos forzados y su estado de salud fue luego divulgado por las autoridades a los medios de comunicación.

“Detener a personas por su orientación sexual o identidad de género es arbitrario y contrario al derecho internacional”, recordó Rupert Colville, el portavoz del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos.

En Indonesia, informó, más de 50 personas fueron detenidas en un sauna de Yakarta por su presunta orientación sexual. Cinco fueron acusadas bajo la ley sobre pornografía vigente en el país asiático.

Asimismo, en Egipto, más de 50 personas fuerons detenidas en las últimas semanas por su orientación o identidad sexual. Dos fueron arrestadas por izar la bandera arcoíris, símbolo de la comunidad LGBT, en un concierto, y otro por mantener una página en Facebook. Al menos diez hombres fueron arrestados y serán enjuiciados.

El Alto Comisionado llamó a los países a actuar de forma inmediata para liberar a todas las personas detenidas por su orientación sexual o identidad de género, o simplemente por ejercer su derecho a la libre expresión. Asimismo, pidió la abolición de las leyes discriminatorias que van en contra del derecho internacional.

“Los exámenes médicos forzosos violan la interdicción internacional de la tortura y malos tratos”, insistió Colville, quien instó a que se investigue inmediatamente las acusaciones y se condene a los perpetradores.

Ver también: Orientación sexual e identidad de género en las normas internacionales de derechos humanos

Noticias relacionadas