La llegada del invierno amenaza la supervivencia de hasta 4 millones de refugiados en el Medio Oriente

Familia desplazada viviendo en el asentamiento de Khamir, en Yemen. Foto: OCHA/Giles

Share

03 de octubre, 2017 — Sólo una cuarta parte de las familias refugiadas en el Medio Oriente recibirá el apoyo necesario para prepararse para el próximo invierno, aseguró la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

“Hay casi 15 millones de refugiados y desplazados internos sirios e iraquíes dispersos por la región. Estimamos que hasta cuatro millones de personas están en riesgo extremo y necesitan ayuda oportuna y sustancial para prepararse adecuadamente”, declaró el portavoz de ACNUR, Andrej Mahecic, este martes ante la prensa en Ginebra.

El plan regional para asistencia de invierno de la agencia humanitaria, dirigido a cubrir las necesidades de millones de refugiados y desplazados sirios, turcos, iraquíes, libaneses, jordanos y egipcios, hasta el momento sólo ha sido financiado en un 26%.

“Para muchos refugiados sirios, este será el séptimo invierno consecutivo en desplazamiento. Resistir el frío extremo, la nieve y las fuertes lluvias se ha convertido en una batalla anual y de supervivencia para millones de desplazados que viven en refugios improvisados en lugares como el Valle de Bekaa en el Líbano y en el norte de Iraq”, agregó Mahecic.

Las necesidades de los refugiados y desplazados internos son significativamente más altas durante el invierno y las mujeres y los niños se ven especialmente afectados. Sin la ayuda apropiada muchas familias se ven obligadas a tomar medidas desesperadas para sobrevivir y son forzadas a endeudarse aún más.

Durante el otoño el ACNUR tiene previsto prestar asistencia en efectivo, distribuir artículos de invierno e invertir en la preparación de los campamentos.

Noticias relacionadas