La ONU reitera la necesidad de proteger a los civiles en Siria

El enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, en el Consejo de Seguridad. Foto de archivo: ONU/Manuel Elías

Share

27 de septiembre, 2017 — La violencia ha disminuido en algunas zonas de Siria; sin embargo, los enfrentamientos continúan en otras áreas y el sufrimiento de los civiles no cesa. La población precisa con urgencia asistencia humanitaria y protección, afirmaron hoy ante el Consejo de Seguridad de la ONU el enviado especial para ese país, Staffan de Mistura, y el coordinador de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas, Mark Lowcock.

De Mistura presentó un informe detallado de la situación en el terreno tras el establecimiento de las cuatro zonas de distención acordadas en Astana y destacó también avances de las fuerzas del gobierno sirio sobre el ISIS, así como los operativos de la Coalición Internacional contra ese grupo terrorista.

“En medio de esta intensa actividad militar, quisiera recalcar que se debe hacer más para proteger a los civiles y la infraestructura civil de los asaltos militares. Y hace falta garantizar el acceso irrestricto, continuo y seguro [de las agencias humanitarias] a todos los civiles que precisan ayuda en Siria, dondequiera que se encuentren”, apuntó.

El diplomático reiteró, por otro lado, que la única solución posible al conflicto en Siria es un proceso de negociación que cuente con el apoyo internacional, que incluya a todos los sectores de la población siria y que fomente la cohesión social en el país.

Por su parte, el coordinador de Asuntos Humanitarios destacó las condiciones deplorables de la población.

“Siria continúa enfrentando profundos y complicados desafíos y el pueblo sirio sigue atrapado en un ciclo de violencia que es necesario romper”, dijo Mark Lowcock.

Reportó que la reducción de hostilidades ha resultado en algo de calma en algunas partes del país. Pero el incremento en las operaciones en el este para combatir al ISIS ha causado nuevos desplazamientos y más sufrimiento.

El coordinador pidió a los Estados miembros su compromiso incondicional con las necesidades humanitarias en Siria y los instó a convertir sus promesas en contribuciones al plan de respuesta humanitaria que padece una alarmante escasez de fondos.

Lowcock señaló que ha solicitado permiso a las autoridades sirias para visitar el país con el objetivo de evaluar la situación sobre el terreno y preparar el plan de respuesta humanitaria del año 2018.

Noticias relacionadas