ACNUR llama a aumentar el apoyo para los refugiados Rohingya en Bangladesh

Refugiados Rohingya en el campamento de Kutupalong. Foto: ACNUR/Keane Shum

Share

25 de septiembre, 2017 — El Alto Comisionado para los Refugiados realizó este domingo una visita a la región de Cox’s Bazar en Bangladesh, donde en las últimas semanas han llegado miles de Rohingyas desde el estado de Rakhine, en Myanmar.

“La gente ha huido de una violencia indescriptible y sus necesidades son enormes”, dijo Filippo Grandi, después de reunirse con refugiados en el campo de Kutupalong.

Ubicado en el sureste del país, Kutupalong alberga a refugiados Rohingya que han huido de Myanmar a lo largo de las últimas décadas. Muchos de ellos ahora han acogido en sus hogares a los recién llegados.

Se estima que unos 429.000 Rohingyas han huido del Estado de Rakhine desde que comenzara hace un mes una violenta represión de las autoridades contra la comunidad musulmana.

El ACNUR ha intensificado la asistencia humanitaria con el envío de tres aviones cargados de suministros de emergencia y la distribución de utensilios de cocina, colchonetas, y lámparas solares.

Asimismo, la Agencia y el gobierno de Bangladesh han acordado implementar un sistema de registro de los refugiados, administrado por las autoridades y financiado por ACNUR, para cuando se plantee la posibilidad de regreso.

Grandi agradeció al país por dejar “las puertas abiertas” a los refugiados, pero insistió en que a pesar de la movilización de la comunidad humanitaria y de la gran ayuda proporcionada por el pueblo de Bangladesh y sus autoridades, el flujo masivo de refugiados en el país requiere mucha más ayuda.

Noticias relacionadas